Ya hace un tiempo que vengo colgando algunos de los vídeos que capturando con mi nueva trailcam LTL Acorn 5210 (cámara de fototrampeo).
Las trailcam o cámaras de fototrampeo es un cacharro electrónico que se está popularizando mucho en los últimos años, gracias básicamente al abaratamiento de los componentes electrónicos y a la producción masiva procedente de China. Actualmente es posible comprar cámaras de fototrampeo en España por menos de 125 €. El modelo que yo estoy usando es algo más caro porque dispone de un módulo telefónico que permite enviar mensajes MMS/emails con una imagen de la captura realizada.
Ya incluso se organizan concursos de fototrampeo y se utilizan cada vez más habitualmente para confirmar la presencia de especies vulnerables difíciles de ver por otros métodos (como las nutrias en el rio Segura cerca de núcleos urbanos).

La cámara es una pequeña virguería electrónica (tamaño cuartilla, medio A4) de manejo muy sencillo y capaz de permanecer detectando y grabando fotos/vídeos hasta 6 meses con 8 pilas AA. Hace unos meses cuando estuvimos en Somiedo, Jesús ya me puso los dientes largos cuando nos invitó a acompañarle a recoger la tarjeta de su cámara instalada en un remoto rincón del parque. Sube a recoger la tarjeta SD cada 2 meses, cambia las pilas si es necesario y se baja a casa las grabaciones de vídeos con lobos, osos, venados, cazadores furtivos y otras alimañas.
El día que lo acompañamos a recoger la susodicha cámara nos llevó hasta ella invitándonos retándonos previamente a tratar de descubrir la ubicación de la cámara. Llegamos al lugar y nos situó a sólo 3 metros de la cámara, y por más vueltas que dábamos a nuestro alrededor eramos incapaces Merche y yo de descubrirla. Aparte de que el camuflaje era muy bueno, me consta que también lo hizo para tranquilizarse. Cuando instalas y dejas la cámara en monte, el miedo a perderla porque cualquiera que pase la descubra y decida llevársela a su casa es más que comprensible.

Ahora bien, sin desmerecer el esmerado camuflaje que este amigo había conseguido para su cámara, en Somiedo, con bosques y árboles repletos de líquenes, helechos y musgos hacer invisible estas cámaras es notablemente más fácil que en nuestros “bosques”, es más, diría incluso que el camuflaje original que trae la cámara consistente en el clásico moteado verde-militar resulta muy contraproducente y visible desde bien lejos en unos ecosistemas áridos predominantemente pajizos, ocres y amarillos. Así que desde que tengo la cámara llevo testeando modos y maneras de camuflarla de modo convincente,… y creo que ya he encontrado el método, es barato, eficaz, cómodo, reversible y sobre muy configurable. Solo necesitas una impresora a color.



Imprimiendo pieles

Viendo la fotografía ya podéis imaginar de que estoy hablando.

Pieles de camuflajePieles de camuflaje

Lo que hice fue levantar una plantilla con las lineas de recorte en GIMP. Midiendo se obtienen las posiciones de los elementos que hay que respetar: objetivo de la cámara, led infrarrojos y los sensores de movimiento, y superponemos una fotografía de materiales naturales del entorno en que vamos a instalar la cámara, se imprime sobre papel auto-adhesivo y se recorta/pega sobre la carcasa como una piel. El resultado es infinitamente más convincente que el estilo original.

Las ventajas os las podéis imaginar: 1) Podemos imprimir nuestra piel a medida para las condiciones específicas de una ubicación concreta (si fotografiamos e imprimimos el lugar exacto donde vamos a instalar la cámara para que la posición de la cámara y su camuflaje casen como un puzzle) 2) Podemos llevar en la mochila tantas “pieles” como queramos si no tenemos claro donde vamos a instalar la cámara y escoger sobre el terreno el que más nos interese. 3) Es fácil recuperar el aspecto/camuflaje original con solo despegar el papel 4) pero sobre todo (muy importante) el papel mata el brillo de la superficie plástica de la cámara que es casi más delator que el propio color verde oscuro de origen. 5) Como el material (papel) es fácil de trabajar y solo son necesario llevarse una tijeras afiladas al campo podemos pulir sobre el terreno el camuflaje hasta conseguir una buena integración con muy poco esfuerzo y trabajo.

Pegas: No se eliminan (obviamente) los agujeros negros necesarios para el normal funcionamiento de la cámara y esta piel se degrada y estropea con el paso del tiempo. Probablemente si tenéis previsto mantener la cámara durante mucho tiempo en el mismo sitio es más que probable que os toque “renovar la piel.”

Resultado sobre un pino carrascoResultado sobre un pino carrasco


Fabrica tu propia piel

Para fabricar vuestra propia piel solo necesitáis la cámara de fotos y tener en cuenta algunos aspectos en el momento de hacer la foto:
– Fotografía las escena preferiblemente en nublado o sombra, sin luces/sombras fuertes.
– Asegúrate de medir correctamente la temperatura de color para respetar bien los tonos originales
– Sitúate frente al lugar sobre el que vas a colocar la cámara de trampeo y fotografía el espacio encuadrando exactamente la superficie que ocuparía una tamaño A4. Si es necesario sitúa momentáneamente un A4 donde iría posteriormente la trailcam, encuadra y retira el papel para hacer la foto.
– carga en el GIMP esta fotografía y escala la capa hasta que ocupe el mismo tamaño de impresión de un A4. De este modo la impresión dibujará los objetos a tamaño real y la integración será más realista.
– Probablemente tendrás que hacer algunas pruebas de impresión para dar con las tonalidades correctas de tu impresora. En general suele resulta bien saturar bastante los marrones/verdes, desaturar bastante los azules y eliminar los blancos de la imagen (los tonos blancos de la textura deberían salir impresos como gris medio).
– El trabajo no termina después de pegar la lámina sobre la cámara. Si la cámara es como la mía (LTL Acorn 52010) os sobra casi medio folio puedes ir recortando piezas interesantes y “parcheando” la cámara hasta mejorar la integración, parchear la correa de amarre, la antena, los elementos metálicos y el respaldo.
– Si no vas a activar los PIR laterales muy probablemente te interesa taparlos y ganaría bastante en camuflaje.


Descarga XCF

Plantilla GIMP formato XCF para la trailcam LTL Acorn 5210.

Click sobre la imagen para descargar un XCF de 24 Mb.
Es una imagen para GIMP (hecho con GIMP 2.7) y lista para imprimir en A4 auto-adhesivo.
Contiene una capa con una textura de corteza de pino a escala y otra capa que marca las lineas sobre las que tenéis que recortar (linea continua) y de plegado(linea discontinua).
La textura sobrepasa los límites de la cámara porque la idea es aprovechar el resto para tapar los laterales, los enganches, los bajos y la antena, pero si queréis reducir el gasto de tinta podéis recortar la textura al contorno de la cámara y mantener el resto en blanco.
Las dos medias lunas de abajo son necesarias para cubrir el costado de los PIR laterales que sobresalen en ángulo sobre el frontal de la cámara.

Plantilla en formato JPG
textura de corteza de pino
y marcas de corte
de la piel que está usando la cámara en la fotografía sobre el pino
(sección derecha)